comunicación asertiva

Poniendo en práctica la asertividad:

6 formas de fomentar un buen diálogo:

Tal y como comentamos en el artículo anterior, la asertividad en nuestras comunicaciones es un factor importante que hace que nuestrosmensajes sean más efectivos y favorece nuestras interacciones positivas con los demás.

Pero ¿Qué podemos hacer para fomentar nuestra asertividad? ¿Hay fórmulas que podamos aplicar al comunicarnos? Pues sí.

A continuación os detallo seis tipos de respuestas asertivas que podemos poner en práctica en distintas situaciones:

 

1. Asertividad positiva

asertividad positiva     La asertividad positiva consiste simplemente en expresar, con frases adecuadas y en el momento preciso, algo positivo de otra persona.Esto abarca desde "te sienta bien tu nuevo peinado" hasta "me gustó mucho lo que dijiste el otro día". A veces nos olvidamos de los elogios, y de señalar las cosas positivas de los demás, a todos nos gusta que nos digan cosas agradables y valoraciones positivas ¿no es asi? Ojo: no se trata de ser “pelota” o zalamero, la sinceridad es importante y también el decir las cosas en el momento oportuno.

 

 

 

2. Respuesta asertiva elemental

asertividad elementalSe trata de expresar de forma simple los propios intereses y derechos.

 

No es necesario dar muchas justificaciones o explicaciones de nuestra respuesta, pues justificarse en exceso puede ser interpretado como inseguridad.

Ejemplo:

- ¿Podrías quedarte una hora más hoy?

No, lo siento, no me es posible pues tengo ya un compromiso.

Las típicas situaciones en las que es necesario utilizar esta forma básica de respuesta asertiva son por ejemplo "decir que no" ante demandas concretas, expresar nuestra opinión o desacuerdo. También es útil en los momentos en los que nos interrumpen, nos descalifican, o desvalorizan nuestras opiniones.

 

Es decir: ante momentos en los que debamos decir que no o poner límites y siempre que nos sintamos, de alguna manera, "pisados" por otro u otros.

 

Cada persona deberá encontrar el tipo de frases con las que se sienta más cómodo para informar que no tolera ser pasado por alto y que tiene unos derechos, utilizando su propio estilo y lenguaje.

 

Lo importante es que lo que se diga se haga en un tono de voz firme, claro y amable (no agresivo).

 

Típicos ejemplos de respuesta asertiva elemental serían:

  • "Lo siento, pero no puedo echarte una mano con ésto, tengo mucho trabajo",
  •  "Siento tu situación, y me gustaría poder ayudarte, pero lamentablemente no puedo prestarte dinero en éstos momentos",
  •  "No he terminado de hablar y quisiera hacerlo";
  • "por favor, no insistas, te he dicho que no puedo"
  • "¿me permites hablar un momento? No lo he hecho hasta ahora"
  •  "no me grites, yo tampoco lo estoy haciendo",
  • “No me insultes, hablemos como personas civilizadas y en un buen tono por favor”, etc. 
  • "Gracias por invitarme a la fiesta, pero no voy a poder ir porque tengo un compromiso familiar."
  • "No te puedo prestar el libro, pues por norma nunca presto mis libros a nadie, lo siento."

 

3. Respuesta asertiva con reconocimiento (o asertividad empática)

 asertividad empáticaSe trata de empezar siendo empático: comunicar en primer lugar el reconocimiento hacia la otra persona, para luego pasar al planteamiento de nuestros derechos e intereses.

 

Este tipo de respuesta se suele utilizar cuando, por la razón que sea, nos interesa especialmente que la otra persona no se sienta herida, pero tampoco queremos ser pasados por alto nosotros.

 

Es una buena forma de parar un ataque agresivo, ya que lo que hacemos es ponernos primero en el lugar del otro, "comprendiéndole" a él y sus razones, para, después, reivindicar que nosotros también tenemos derechos.

 

La respuesta sigue el esquema :"Entiendo que tú hagas/sientas...., y tienes derecho a ello, pero..."

Ejemplos serían:

  • "entiendo que estos días vayas mal de tiempo y no me hayas podido devolver los apuntes todavía, pero  los necesito urgentemente para mañana"
  • "comprendo perfectamente tus razones, y desde tu punto de vista tienes razón, pero ponte en mi piel e intenta entenderme"
  • "entiendo que ahora no quieras acompañarme a la fiesta y, por lo que me dices, tienes derecho a ello, pero yo lo tenía ya todo preparado para ir y me siento triste y frustrado por el hecho de que a ultimo momento no quieras acompañarme", etc. 
  •  "Entiendo que pueda parecerte complicado, pero te habías comprometido a resolver tú éste tema."

 

4. Respuesta asertiva ascendente (o asertividad escalonada) 

asertividad escalonada Se trata de “mantenerse firme” e ir elevando de forma gradual de la firmeza de la respuesta ante las insistencies del interlocutor.

Más que una forma de respuesta es una pauta de comportamiento.

Se utiliza cuando la otra persona no se da por aludida ante nuestros intentos de asertividad e intenta una y otra vez ignorarnos, a nosotros y nuestros derechos, por ello, ante la insistencia se hace necesario no "dejar pasar y ceder terreno por no discutir",  sino que en éstos casos procuramos aumentar escalonadamente y con paciencia la firmeza de nuestra respuesta inicial.

 

(es una situación que suele darse mucho con niños o adolescentes que nos insisten una y otra vez: los que tengáis hijos seguro que habéis vivido situaciones de éste tipo)

 

Por ejemplo: "por favor, no me interrumpas" - "Te pedí antes que no me interrumpieras. Me gustaría terminar lo que quería decir" - "Mira, ¿podrías no interrumpirme? Es importante que nos respetemos y escuchemos para poder dialogar!" - "Vamos a ver ¿puedo terminar de hablar o no me vas a dejar? -, etc.

 

En este punto conviene aclarar una duda que por muy asertivo que uno sea, a veces hay personas que  no responden a nuestros intentos de asertividad y nos pisan constantemente o son agresivos: ¿qué hacer entonces? La respuesta es muy clara: nosotros sólo podemos influir en la conducta de los demás hasta un cierto límite. Más allá de ese límite, el problema ya no es nuestro, sino del otro.

 

Por muy asertiva que sea una persona, si su interlocutor no le deja serlo, poco le valdrán las técnicas que aplique. Lo que le tiene que quedar es la conciencia tranquila de haber obrado correctamente por su parte. El resto de la responsabilidad recaerá sobre la otra persona. En casos como éste lo mejor es suspender la comunicación para otro momento y dejar claro de que uno no tolera determinadas condiciones:

  • “Dado que sigues interrumpiéndome y subiendo el tono de voz creo que mejor lo dejamos aquí y volvemos a hablar cuando estés más tranquilo y me escuches, no tolero que me falten el respeto, así que me voy, y si más tarde cambias de actitud entonces hablamos.”

 

 

5. Asertividad subjetiva

asertividad subjetivaTambién llamada "Mensaje Yo", éste tipo de respuesta se utiliza en los casos en los que tenemos claro que el otro no ha querido agredirnos conscientemente, o intuimos que el daño es indirecto y de forma inconsciente pero nos afecta. También puede aplicarse en casos de intentos de manipulación con ataques indirectos.

 

Con este tipo de respuestas queremos expresar nuestro desacuerdo o malestar sin que el otro se sienta atacado.

Suele ser útil cuando existe una cercanía sentimental entre los interlocutores ( familia, pareja, amigo cercano...) 

Para ello usamos la siguiente “formula”:

 

  1.   Descripción, sin condenar ni criticar, del comportamiento del otro.

          (podemos usar también la empatía aquí)

  1. Descripción objetiva del efecto del comportamiento del otro
  2.  Descripción de nuestros propios sentimientos
  3. Expresión de lo que se quiere del otro

 

Es un tipo de respuesta muy hábil, ya que, bien aplicada, pone de manifiesto de forma diplomática la situación que deseamos resolver o nos molesta sin llegar a faltar el respeto o a entrar en conflicto.

 

Es mucho más efectivo exponer cómo algo que hace otra persona nos afecta, que atacar al otro y echarle la culpa de lo que nos hace. (es decir: "los platos están sin lavar desde ayer cuando te comprometiste a hacerlo y no me gusta ver este desorden, me parece desconsiderado hacia mi que me digas que harás algo y aún no lo hayas hecho, siento que esperas que me canse de verlos sucios y lo haga yo, y me parece una falta de respeto" .. es mejor que decir:  "eres un guarro y no aguanto más vivir en esta pocilga" )

 

Esta forma de respuesta asertiva se presta a ser aplicada en situaciones de pareja, ante contrariedades por parte de algún amigo, familiar etc. Se utiliza, sobre todo, para aclarar situaciones que se vienen repitiendo desde hace un tiempo.

 

El esquema de respuesta sería: Cuando tú haces..." . "El resultado es que yo..." . "Entonces, yo me siento..." . "Preferiría...". 

 

Por ejemplo:

  • “Cuando quedamos a una hora y  llegas media hora tarde, aunque entiendo que no es tu intención hacerme esperar, yo me siento mal por tener que esperar solo en la calle. Me da la sensación de que no me tienes en consideración y me duele, me gustaría que si te surge algún inconveniente y te retrasas me llamaras por teléfono para avisar.”
  • "Cuando me dices que ya te encargas tú solo de organizar el tema me haces sentir al margen y poco valorado, me gustaría que éste tipo de decisiones las tomáramos juntos."

 

 

6. Respuesta asertiva defensiva

      Esta respuesta se utiliza sobre todo, como defensa ante ataques agresivos, pero también se puede aplicar para aclarar temas ante una persona que no es asertiva.

 

 

 

La “formula” a aplicar sería:

 

  1. Hacerle ver a la otra persona cómo se está comportando
  2. Mostrarle cómo podría comportarse asertivamente.

 

Consiste, simplemente, en salirnos del contenido de lo que estamos hablando y reflejar a la otra persona cómo se está comportando y cómo su conducta está frenando una comunicación asertiva.

 

Ejemplos podrían ser:

  • "Veo que estás enfadado y no me escuchas.¿Por qué no te paras un momento y escuchas lo que te quiero decir?"
  • "Así no estamos llegando a ninguna parte. Yo creo que deberíamos hacer turnos para hablar, pero sin atacarnos"
  • "Estás levantando la voz y no quiero que nos enfademos, ¿por qué no intentamos hablar en un tono más calmado?"
  • "Como no me dices nada, me siento un poco confundida. ¿No podrías aclararme un poco lo que opinas?" etc.

Espero que éste pequeño resumen a modo de ejemplo de "prototipos" de respuestas asertivas os pueda ser útil en vuestro día a día.

¿se os ocurren ejemplos de situaciones donde aplicar cada tipo de respuesta? ¿soléis utilizar estas técnicas? ¿cuál os parece más útil?

Publicado en habilidades sociales, psicología y etiquetado , .

Paola

Psicóloga y Psicoterapeuta.
Directora de Psicología Estratégica