¡No te comas la cabeza! Consejos para mantener las preocupaciones a raya.

Tener preocupaciones es normal, pero a veces éstas toman el control y les dedicamos horas y horas de atención... pensamiento irracionalanalizamos detalles, le damos vueltas imaginando posibilidades, vamos rumiando lo mismo una y otra vez.. hasta agotarnos.

Si algo tiene solución has de pasar de preocuparte a centrarte en la acción, en lo que puedes hacer,  y si no tiene solución hemos de pasar de la preocupación y frustración a la aceptación para seguir adelante.

¿Conocéis el cuento del vaso? si no es así os invito a leerlo (aquí ) El tema está en ¿cómo podemos soltar el vaso? ¿cómo podemos controlar las preocupaciones para que no agoten nuestra energía? Os detallo en el siguiente artículo algunas claves:

Leer más...