cuento: el vaso de agua

El Vaso de Agua:

En una sesión grupal, la psicóloga en un momento dado levantó un vaso de agua.

Cuando todos esperaban oír la pregunta: "¿Está el vaso medio lleno o medio vacío?" , ella en lugar de ésto preguntó:

- ¿Cuánto pesa este vaso?

Las respuestas de los componentes del grupo variaron entre 200 y 250 gramos.

Pero la psicóloga respondió:

- El peso absoluto no es importante, sino el percibido, porque dependerá de cuánto tiempo sostengo el vaso: Si lo sostengo durante 1 minuto, no es problema. Si lo sostengo 1 hora, me dolerá el brazo. Si lo sostengo 1 día, mi brazo se entumecerá y paralizará.

El vaso no cambia, pero cuanto más tiempo lo sujeto, más pesado y más difícil de soportar se vuelve. 

 

Después continuó diciendo:

 

- Las preocupaciones son como el vaso de agua. Si piensas en ellas un rato, no pasa nada. Si piensas en ellas un poco más empiezan a doler y si piensas en ellas todo el día, acabas sintiéndote paralizado e incapaz de hacer nada.

¡Acuérdate de soltar el vaso!

 

Reflexión: 

A veces las preocupaciones se enquistan en nuestros pensamientos y no nos dejan centrarnos en las soluciones, en lo que sí podemos hacer. Preocuparnos en exceso y anclarnos en pensar en los problemas nos agota, absorbe nuestras energías y nos quita fuerzas para actuar, y para movilizarnos hacia soluciones. Está muy bien ser consciente de los problemas y tener presente las dificultades y los riesgos, pero llenar nuestra cabeza de preocupaciones durante mucho tiempo nos agota emocionalmente. ¿Sabéis soltar el vaso a tiempo?

20 comentarios en “El Vaso de Agua:”

  1. todos tenemos problemas en la vida lo que no demos es dejar de agobiarnos por preocuparnos y cuando le d amos mucha importancia O EN POCAS PALABRAS LE BOTAMOS MUCHA MENTE AUN PROBLEMA NOS PUEDE CAUSAR EMOCIONES QUE n queremos tener como frustacion etec

  2. Interesante reflexión. Trataré de tenerla presente y aplicarla cuando sea necesario.
    En mi caso, igual no me paso todo el día dándole vueltas al mismo problema pero sí es verdad que siempre tengo temas pendientes y cosas en rueda, que me mantienen ‘pre-ocupada’ u ocupada todo el tiempo porque no quiero que se me olviden, no quiero que se me pasen, me gusta hacer las cosas bien y ser eficiente… pero eso me provoca vivir un poco agobiada por la saturación de responsabilidades y ocupaciones… Me gustaría algún consejo o recomendación para sobrellevar mejor este tipo de situaciones. Gracias.

  3. A VECES AHY QUE SABER SOLTAR Y DEJAR IR LAS COSAS, YA QUE SOLO NOS ESTA OCASIONANDO DAÑO A NOSOTROS MISMOS Y ALA GENTE QUE NOS RODEA.

  4. Hoy descubri este sitio y me encanto la refleccion del vaso de agua muchas veces tantos problemas ke tenemos no nos dejan avanzar esta refleccion me ayuda a mi a seguir adelante con mi vida y hecharle muchas ganas

  5. Saber soltarlo a tiempo, antes de que nos intoxique, de que nos agote emocionalmente es lo más sano, aunque en el día a día puede resultar difícil deshacerse de este tipo de preocupaciones, PERO NO IMPOSIBLE. Asi que a trabajar en ello¡¡¡¡¡

    1. Genial reflexión antes de diversas circunstancias de vida que debemos considerar,todos debemos tomar el vaso por solo segundos ya que jamas avanzaremos con gran actitud, ante las circunstancias o problemas que cada dia se afronta animo y les envio a todos la mejor vibra positiva.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a mi newsletter!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba